EL BLOG DEL COLUMNISTA PSICÓPATA


Sinvergüenzas, caraduras, golfos y enchufados; vagos, indolentes, incompetentes y perezosos; corruptos, corruptores, corruptibles y corrompidos; prepotentes, avasalladores explotadores y déspotas; tramposos, embaucadores, charlatanes y mercachifles; iluminados, fundamentalistas, sectarios y fanáticos; pedantes, pretenciosos, presumidos y fatuos… sí, todos y cada uno de vosotros estáis condenados. El tío Jack no dejará títere con cabeza.







jueves, 25 de enero de 2007

Caracoles en mi cazuela

La mecánica cuántica sigue dejándome perplejo cuando postula cosas tan despiporrantes como que algunas partículas físicas pueden presentar varios estados diferentes a la vez. Traducido a cristiano, esto sería como decir que el filete que me estoy comiendo es al mismo tiempo carne, pescado, un zumo de naranja o medio kilo de lana para tricotar (creo que no he elegido un buen ejemplo: esto podría ser verdad en el caso de alguna cadena de hamburgueserías que yo me sé...).

El caso es que no se me ocurre una analogía mejor para describir la impresión que el blog COGIENDO CARACOLES (buen ranking a la fecha en los premios estos tan graciosos) me causa. A veces me deja frío, a veces me hace sonreír... otras le daría una buena puñalada...

Como todo blog humorístico, se enfrenta a dos problemas fundamentales: el primero, dar con una línea de humor atractiva y original; el segundo: mantener un tono medio aceptable, porque no todos los chistes pueden ser buenos ni aunque se los cuente el Chiquito de la Calzada a un público de infantes borrachos. En el primero de los puntos, no hay discusión en que han encontrado un pivote sobre el que girar y que no es otro que algo tan chusco, manido y sobado como... ¿lo adivinan?... el pene, sí (que nadie malinterprete lo de “sobado”). Hay tantos penes por todos sitios y se habla tanto de ellos y se dibujan tantas veces y... que ya me estoy empezando a imaginar por dónde coge esta gente a los caracoles... Y el caso es que, una de cada cuatro o cinco caracoladas hasta tienen su gracia (pero más cuando dejan el pene resguardadito del frío invernal, para qué negarlo).

En cuanto al segundo punto, la regularidad, podría ganar muchos enteros de forma bastante fácil, que es quemando en un bidón de gasolina (virtual, claro, que con los precios que gasta) los chistes que dejarían frío hasta al fan menos exigente de los Morancos después de una lobotomía.
Por otra parte, aprecio algunas ideas interesantes: lo de pasear una pegatina con el logo caracol por medio mundo, que aunque no es nada nuevo, siempre resulta más que efectiva; la coña marinera sobre “los sellos son una estafa: invierte en pegatinas...”; el casting para descubrir nuevos talentos...

En fin, que como en mecánica cuántica, habrá que aplicar el principio de incertidumbre: no me sale del estilete salvarlo (tanta borrachera de penes tiene la culpa, amén de participar en este concurso tan chisgarabís) pero tampoco lo ajusticio despiadadamente... Se revisará la sentencia en un plazo prudencial.

He estado flojo otra vez, lo sé. Es la maldita gripe, que no se termina de ir.

8 comentarios:

Gorka Limotxo dijo...

Estoy revisando los posts de los últimos meses y la verdad es que no veo tanto pene. Me da que la obsesión va a ser tuya, picarón.

Comprendo que no te hagamos gracia. Pero es normal, tú a nosotros tampoco nos haces nada de gracia. Y precisamente por eso no te vamos a dedicar ningún post.

Y gracias por enlazarnos.

Tyler Durden dijo...

Sangre! Queremos sangreeeee!
Un poquito de gore por favor... ;)

AgitatedSuzieQ dijo...

Ahora que blogtester ya me ha testeado me gustaría que Jack el destripablogs se pasara también por mi bitácora a echarle un ojillo...

http://agitatedsuzieq.spaces.live.com/

Tranquilo, aún no tiemblo ;)

Un saludo

fer dijo...

sí, la verdad es que parece que no has explorado mucho nuestros archivos... los penes no son nuestra única temática de mal gusto!

de todas formas gracias por la atención!

Jack el Destripablogs dijo...

Gracias gorka.La verdad es que no se me ocurren muchas cosas peores que me puedan llegar a pasar que un post vuestro dedicado con mi estampa y un par de penes en las orejas...

Javier Crux dijo...

Ups!

Más que una crítica a los caracoles es una crítica a UN caracol... yo mismo, el que dibuja pollas.

"Mea culpa", caga rabia.

Aun así no me condicionan las críticas chupis.

Jack el Destripablogs dijo...

Tranquilo Javier. No te flageles. Los penes son un gran tema desde el origen de los tiempos. Pero deja a los demás su espacio también, que ellos son igualmente criaturas del Señor...

Lucinda dijo...

Si he de ser sincera, de los del discutido ránking no me parecen tan recriminables, tío Jack.

¡Habiendo blogs como el de Duilio, de donde puedes sacar vísceras y entrañas con fétidos olores con los que deleitarnos...!