EL BLOG DEL COLUMNISTA PSICÓPATA


Sinvergüenzas, caraduras, golfos y enchufados; vagos, indolentes, incompetentes y perezosos; corruptos, corruptores, corruptibles y corrompidos; prepotentes, avasalladores explotadores y déspotas; tramposos, embaucadores, charlatanes y mercachifles; iluminados, fundamentalistas, sectarios y fanáticos; pedantes, pretenciosos, presumidos y fatuos… sí, todos y cada uno de vosotros estáis condenados. El tío Jack no dejará títere con cabeza.







viernes, 9 de febrero de 2007

He vuelto

Sí, he vuelto. Y mejor no queráis saber dónde he estado. Aún no estáis preparados para entenderlo: las visiones más espeluznantes todavía están grabadas en mi retina y se repiten una y otra vez cuando cierro los ojos. Mi criado se asustó de veras. Pero era necesario. Todo esto era necesario. Y si sale como he planeado, lo iré desvelando a su tiempo. Mientras tanto, ahí va una víctima que se presentó voluntaria para el sacrificio. Ella sabrá por qué buscaba mi estilete con tanta determinación.


No me gustan los blogs personales. Creo que ya lo he dicho en más de una ocasión. En general no son otra cosa que vulgares panfletos digitales a mayor gloria del personajillo que los escribe, con el mismo contenido literario que el envoltorio de una madalena.
Para que un blog personal funcione, el tipo en cuestión tiene que ser una figura de una magnitud tal que pueda transmutarse a voluntad en el propio concepto del blog, es decir, una suerte de oveja Dolly mezclando al alimón los genes de Federico Jiménez Losantos con los del malo de Terminator y unas gotitas de la bruja Lola. Un figura, vamos.
Pero la cosa aún puede ser peor (¿recuerdan el detripamiento de Risto Mejide?). En realidad, de entre todos los blogs personales, los que más urticaria me producen son los de los seudo-escritores: ¿saben como se suicida un escritor de blogs? Tirándose de su propio ego.
Esta chica, Marga, escribe con bastante corrección y parece lista. Me explico: la corrección se demuestra porque sus relatos y comentarios cumplen las reglas clásicas del difícil arte de escribir. Tienen planteamiento, nudo y desenlace, el uso de la retórica es adecuado, algunas figuras estilísticas bien construidas y bla, bla, bla (seguiría, pero mis lectores me han dado ya varios avisos de que me deje de monsergas y pase directamente a la parte gore).
Pero bueno, Marga parece lista también: su ego, al contrario que el de otros figurines ya ajusticiados, es contenido, tasado..., y hasta domesticado. Ego al fin y al cabo. Lo peor es que, como algunos ya se han dado cuenta, el ego no es otra cosa que la verdadera sangre que el tío Jack quiere extraer de vuestras bitácoras a cuchillada limpia.
Lista y eficiente. Bien. Pero ¿es eso suficiente? Bien sabéis que no. No con el tío Jack suelto y con su estilete afilado.
En este blog todo gira en torno a Marga. Es ella, ella, ella, ella... (el eco es infinito). La eficacia de su prosa puesta al servicio de un único punto de vista, inamovible, como el centro medieval del Universo o el eterno chauchau de esos políticos tan chungos que nos han tocado. Ese es el lastre que impide que el blog despegue. En realidad, bastaría con que la autora fuera capaz de distanciarse de si misma (¿unos diítas en Marina D’or?). ¿No es acaso eso lo que llaman imaginación? Hemos visto la misma película ya tantas veces, que hasta podemos repetir los diálogos con una chistorra rancia en la boca.
De sobra sabéis que el tío Jack sólo salva a los que proponéis algo bien distinto.
Muerte.

13 comentarios:

kasandra blog dijo...

Pues hagámosle un funeral irlandés Jack y así de paso nos emborrachamos ;)

besos

Es que echaba yo de menos mis risas del acostarme y me levanté a fumar un cigarrillo a ver si había suerte y mira sí :)

el fantasma de la libertad dijo...

Sr Jack,

Lo saluda atentamente quien escribe, y le cuento que llegué a su filoso espacio recorriendo casualmente otros blogs que no conocía. Fue en uno de ellos que una antigua víctima suya se quejaba de su truculencia pero dejaba un link a su vez...

Me he encontrado unas cuantas reseñas entretenidas, y no menos muertes razonables. Lo invito a que pase por mi espacio, le de una miraba general y luego de la sentencia que considere apropiada, aún si es la muerte bajo su estilete. Creo que sus 10 mandamientos me son empáticos, pero seguro encontrará ud otros méritos como para despacharme a la morgue sin más.

Una vez perpetrada esta misión, si ud quiere, le proveeré de unas cuantas direcciones que le llenarán de sarcásticas sonrisas, para que siga su matanza.

Reciba ud un cordial saludo.-

Marga dijo...

Aceptada la crítica. Diré en mi descargo, que "ha sido sin querer"...(lo del ego, digo).

Procuraré hablar menos de mí, aunque en un blog personal es difícil ¿no?

Gracias. ¡Ah! y sigo viva...

Jack el Destripablogs dijo...

Cuanto me alegro, Marga. A curar las heridas. A veces las cuchilladas del tío Jack son hast terapeúticas.

KITT dijo...

Cirugia de blogs... hay trabajo mas desagradecido? tantos enfermos sin cura... lo mejor es rajarlos para que no sufran... pero cuidado con KITT, tiene turboboots...

Mme dijo...

Qué susto, Jack¡¡¡¡ Ya me había vestido de negro¡¡¡
Me ha encantado lo del suicididarse tirándose del ego.
Te mando un aplauso y media docena de suspiros.

DeLarge dijo...

en realidad el chiste del ego dice así:

como muere un blogger? tirándose desde lo alto de su ego... pero no muere de la hostia, se muere de hambre antes de llegar al suelo.

vaderetrocordero dijo...

Ya le echabamos de menos, doctor Gull.
(Sigo en mis trece. Es usted el médico de la reina Victoria)

Lucinda dijo...

Yo tampoco soy mucho de blogs estrictamente personales, Jack; o mejor dicho, de los blogs personales moñas o demagógicos o que repiten la vox populi sin ton ni son...

(con esto no me refiero a nadie en concreto, sino a los blogs de ese palo en general).

Pero he leído algunos en mi vida de bloguera que merecían muchísimo la pena, y qué curioso, casi todos de chicos gays. Será que (y perdona el chiste fácil) tienen una pluma irresistible.

Saludos.

Jack el Destripablogs dijo...

Sí, vaderetrocordero (jesús, qué nick), muchas especulaciones hay ya sobre mi verdadera identidad. He de decir que en breve os contaré algo más sobre este particular. Permaneced atentos.

Lucinda, querida, es realmente agradable tenerte por aquí tan a menudo, como a Kasandra o Mme. Como alguien dijo ya en alguna ocasión, el tío Jack tiene la debilidad de ser bastante "faldero". Pero que nadie me interprete mal: soy un profesional cuando trabajo y toda la sangre es roja. Sobre la especial habilidad de los gays para escribir blogs, sin poner en duda tu afirmación, permíteme solicitarte algún ejemplo que yo pueda ir a visitar una noche de estas...

Lucinda dijo...

Pues mire, querido doctor (porque vd. es doctor, seguro, esos conocimientos anatómicos...), los mejores a mi juicio pueden a usted horrorizarle, pero se los pasaré con educación y sobre todo, con deseos de discrección.

Mándeme si quiere vd. un mail a luci.funk@gmail.com y le mantendré informado.

Besos.

Jack el Destripablogs dijo...

Así lo haré, sin duda, Lucinda, querida.

Con agradecimiento,

Jack el Destripablogs

Palabras de otros dijo...

Mejor vivir y dejar vivir, ¿no crees?